Últimas noticias

LAS HISTORIAS DE AMOR DE ALEJANDRO ZARATE, PINTURA ROJA

septiembre 15, 2017
LAS HISTORIAS DE AMOR DE ALEJANDRO ZARATE, PINTURA ROJA
Entrevistas y cronicas
0

Los éxitos de Pintura Roja nacieron de tórridos romances de ALEJANDRO ZARATE, pero ahora su musa es la princesa guerrera Pili

El propio director y primera guitarra  de Pintura Roja lo cuenta todo en su libro "25 años de Historia" y Full Ritmo lo leyó en su totalidad y nos enteramos cómo Alejandro de sus vivencias amorosas se inspiró para escribir hermosas canciones como "La Ciega", "Jamás", "Amor de Verano", entre otros éxitos. Alejo fue un marino con mucha suerte con las mujeres. He aqui un capitulo del libro

 

Esta historia sucedió en Puerto Pimentel-Chiclayo en 1970. Serían las once de la nche que retornaba de mi franco hacia mi unidad naval, el mal tiempo hizo que no pudiera embarcarm,e y regresé a la playa esperando que amainara el oleaje ye me senté a fumar un cigarrilo. La luna estaba en todo su esplendor y vi a lo lejos a dos parejas que disfrutaban de la noche fresca y de su amor.

-¿Hola, que hace sentado solo el marinerito?

No sentí cómo llegó a mi lado esa hermosa criatura, seguro vino caminando muy despacio para no darme cuent y logró asustarme. Riénkdose se sneto a mi lado.

-¿Te  abandonó tu barco?

Le dije que  por el fuerte oleaje no pude embarcarme. 

Me dijo que se lamaba Alicia y salimos a caminar, conversamos de cosas trivialesy de pronto se acercó y e tomó la cobrbata negra que colgaba de mi cuello.

"Dicen que da suerte cuando una le jala", me dijo soriendo. Aún con la corbata en su mano me quedó mirando unos instantes y se acercó lentamente,haciendome perder los sentidos. La tomé del cuello y la besé con desesperacón, como si la hubiese estado esperando hacemucho tiempo.Ella correspondió de la misma forma a  ese beso apasionado y me fue transportando a un mundo desconocido, a un mundo maravilloso del cual no quería regresar. Sus manitos acariciaban mi espalda, mi nunca;sus labios carnosos besaban con frenesí mi cuello con leves mordidos.

¿Era un sueño?

Escuchaba como el mar seguía golpeando con furiaal muelle, como si deseara llegar hasta donde estábamos y arrancarme de sus brazs para arrastrarme a lo más profundo. ¿Por qué tenía esa sensación?…no sé cuánto tiempo transcurrió, al volvera la realidad la vi a mi lado. Noera sueño. La luna iluminaba completamente su bello rostro, su cuerpo moldeado a la perfección. Le calculaba unos 17 años, edad donde la mujer irradiaalegría, inocencia más atractivay deseable.

Recié tomé en cuenta que su familia debía estar preocupada por su tardanza, mientgras el mar estaba más tranquilo y le sugerí acompañarla a su hogar para luego regresar a mi buque  ( comtinuará)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*